Volvemos a la carga

Después de tanto tiempo, hasta da un poco de vergüenza… pero vergüenza yo? Hace muchos años que perdí lo que era eso.

Y que ha pasado desde entonces? Pues señores y señoras lo que me ha pasado es la VIDA. La vida que se complica y no te deja tiempo o quizá inviertes tu tiempo libre en otros quehaceres diferentes. Con esto no quiero decir que no me guste escribir, porque he seguido haciéndolo, pero quizá de otra manera más privada. Así que aquí estoy de nuevo escribiendo con una niña de 32 meses, la cuál no me deja tiempo y una mitad de embarazo diferente al pasado que es todo menos lento.

Y porque ahora? Pues porque me apetece sin más y porque compartir es de guapas… o por lo menos eso escuché alguna vez!

Podría ponerme un reto semanal de publicaciones pero si lo hago quizá pueda desilusionar al personal… seré sincera la vida sigue estando y por tanto no sé cuánto tiempo podré dedicar a esto. Pero tengo ganas de hacerlo de nuevo y eso en mí es imparable. Si hay ganas lo hago y punto.

Durante estos meses, bueno… años hemos seguido saliendo a lugares fantásticos, hemos comprado productos súper aconsejables y hemos vivido una maternidad llenita de sorpresas. En nuestra red de Instagram, la cuál no hemos perdido la costumbre de publicar, lo hemos compartido casi todo. Se hace más fácil y rápido el poder colgar una fotografía del momento que argumentar un post con cara y ojos.

Pues hecha esta pequeña presentación pues volvemos a la carga, sin menos tiempo pero con ganas! Bienvenidos y bienvenidas de nuevo, soy Ingrid vuelvo a estar embarazada y deseando estrenar esta bonita bimaternidad soñada.